Teatro anterior a la guerra civil

Teoría sobre el teatro anterior a la guerra civil.

Jacinto Benavente

Este autor madrileño fue el segundo español que obtuvo el Premio Nobel de Literatura. Sus más de 170 obras tienen un mismo público: el burgués. Sus obras responden a una de las máximas del teatro: “Un medio de ilusión y de evasión”. El teatro de Benavente siempre fue acusado de ser conservador y ñoño. No obstante, él era el único capaz de llenar las salas con su fina ironía con la que fustiga a la sociedad de su época. Sus principales obras son:

  • Los intereses creados. Ambientada en el siglo XVII, aborda el tema del poder del dinero y el ascenso social mediante el matrimonio.
  • La malquerida. Es un drama rural en donde se dan amores incestuosos entre un padre y su hijastra y , en medio, el asesinato del novio de ésta.

Ramón María del Valle-Inclán

Valle es un autor de teatro muy conocido en Madrid por sus excentricidades y por su vida bohemia.

El público español no entendió las obras de Valle-Inclán, por ello, estas obras no se representaban en su época. Sin embargo, en la actualidad ha cambiado mucho la consideración literaria de este autor. En la época actual se valora la calidad literaria de sus obras.

En su trayectoria literaria podemos distinguir dos etapas:

  • Etapa modernista: Empieza siendo modernista y escribe cuatro novelas llamadas Sonata de estío, Sonata de otoño, Sonata de invierno y Sonata de primavera.
  • Etapa en la que sigue un estilo propio llamado esperpento. Él mismo lo define como una “deformación sistemática de la realidad”, es decir, se trata de reflejar la realidad como si fuera una caricatura (por ello aparece deformada). Las obras de Valle-Inclán están agrupadas en trilogías. De ellas, la más importante es Luces de bohemia.

Federico García Lorca

Lorca creó una compañía teatral, llamada La Barraca, que iba de pueblo en pueblo, representando las obras clásicas del teatro español, con el fin de hacer llegar la cultura a todos los españoles. Además de dirigir esta compañía teatral, también escribió sus propias obras de teatro.

Escribió obras de muchos tipos, algunas de las cuales no fueron comprendidas por los espectadores (Así que pasen cinco años). También escribió dramas románticos (Doña Rosita la soltera) o farsas y guiñoles (El retablillo de don Cristóbal).

No obstante las tres obras de teatro más importantes de Lorca son: La casa de Bernarda Alba, Yerme, Bodas de sangre. Podemos destacar una serie de características comunes a todas ellas:

  • Se desarrollan en un ambiente rural, en Andalucía.
  • Los protagonistas son mujeres.
  • En todas ellas se pone de manifiesto la frustración del ser humano, la lucha entre la falta de libertad y las convenciones sociales.
  • En todas ellas domina el simbolismo. Muchos de estos símbolos también son empleados en su poesía.

Vamos a ver cada una por separado:

Bodas de sangre. Tiene su origen en una noticia periodística: una novia que se escapa con su amante el mismo día de la boda. El novio sale en su busca y mueren los dos. La novia, arrastrada por la pasión y el destino, otra vez soltera. Asistimos a la pasión amorosa que desborda barreras sociales y morales, pero que desembocará en odios familiares, en venganza, en muerte y tragedia. En la obra aparecen los símbolos lorquianos: la Andalucía profunda, la navaja, la noche, la luna, la sangre. La noche será la noche que pudo ser de amor y se convirtió en sangre. El estreno de esta obra supuso un éxito clamoroso.

Yerma. Es la tragedia de la mujer condenada a la infecundidad con todo su simbolismo. Juan, su marido, quiere mujer y no hijos; quiere tierras y ganados, pero no herederos. Yerma vive para ser madre y, en cinco años de insatisfacción, ha acumulado el suficiente odio para asesinar a su marido. Al final comprende que es ella la estéril, que no puede culpar a nadie, y que no hay otra salida. La tragedia de Yerma es la trágica lucha entre la verdad y el destino.

La casa de Bernarda Alba. Es la cima de su teatro. La obra se asienta en un hecho real sucedido en Valderrubio (Granada). El argumento es el siguiente:

Tras la muerte de su segundo marido, Bernarda Alba impone un riguroso luto a sus cinco hijas. Se trata de una tradición llevada a extremos imposibles e increíbles. Pepe el Romano es el único hombre que aparece en la obra y siempre detrás de las rejas de la ventana. Es el novio de Angustias, hija mayor y heredera, aunque se siente atraído por la juventud y belleza de Adela, la menor de las hermanas, y será también el amor platónico de Martirio.

Bernarda Alba representa el autoritarismo, la represión. Ella representa la autoridad y el poder al llevar siempre un bastón. Las hijas representan la sumisión y la rebeldía. Angustias, la mayor, tiene 39 años. Para ella casarse con Pepe supone salir de la prisión, aunque esté falta de ilusión. Magdalena, 30 años, lleva con resignación la cruz. Amelia, 27 años, es tímida y medrosa. Martirio, 24 años, estuvo a punto de casarse, pero su madre se opuso. Adela, 20 años, es la rebelde de la casa. Es la única que se enfrenta a su madre.

En esta obra aparecerán también diferentes temas: las diferencias sociales, el mundo de los criados y amos, el qué dirán, la tradición de guardar luto, el miedo a los padres…etc

Créditos

Agustín Pérez y Libros Marea Verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *